Una parte muy importante de la escena nocturna ibicenca son los muchos y variados bares musicales que se encuentran por toda la isla. Son lugares para calentar motores ante lo que le espera al amante de la noche o donde escuchar buena música y bailar en un ambiente más relajado.

En la mayoría de estos bares no hay que pagar por entrar y las bebidas están a precios más baratos que en las discotecas (aunque en algunos casos la diferencia es pequeña), pero a la vez mantienen una gran calidad en su música con DJs residentes e invitados.

Para ser parte de la experiencia chill-out en Ibiza, pásate por los locales de San Antonio frente a la puesta de sol, incluyendo al famoso Café del Mar…