Asociaciones y entidades de los ámbitos social, cultural y deportivo recibieron ayudas de la Fundación el año pasado

La Fundación Abel Matutes colaboró en 2017 con un total de 88 causas sociales-infantiles, deportivas y culturales de Ibiza y Formentera, once más que el año anterior. La presidenta del Comité Ejecutivo de la fundación ibicenca, Carmen Matutes, señaló ayer a través de una nota que el objetivo de la entidad desde su origen ha sido ayudar a las distintas asociaciones sin ánimo de lucro, clubes deportivos e iniciativas culturales que se desarrollan en las Pitiüses: «cada año procuramos colaborar con más proyectos», dijo. En este sentido explicó que «todas las propuestas se valoran en el Comité Ejecutivo que se reúne de forma bimensual, por lo que es fundamental que las peticiones se entreguen con un mínimo de dos o tres meses de antelación para poder analizar los proyectos y tramitar las ayudas».

La mayor parte de los fondos se destinaron a causas sociales e infantiles, campo en el que la Fundación ha colaborado con 42 asociaciones y proyectos. «Siempre es el ámbito en el que más aportamos, somos muy conscientes de las necesidades que hay en las Pitiüses y consideramos que colaborar con las asociaciones que prestan atención a las personas es prioritario», señaló Matutes. Algunas de las entidades a las que ha proporcionado su apoyo la Fundación son la Asociación Pitiusa de Ayuda a Afectados de Cáncer (Apaac), el centro especial de ocupación Aktúa-Apfem, la Asociación para Discapacitados y Mayores (Adima), el programa Un Mar de Posibilidades, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Ibiza y Formentera (Aemif), la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Eivissa y Formentera (Afaef) y Magna Pityusa. También recibieron aportaciones la Asociación de Personas con Necesidades Especiales de Eivissa y Formentera (Apneef), la Asociación de Padres de Niños y Adolescentes Discapacitados de Ibiza y Formentera (Aspanadif), Amadiba Ibiza y la Asociación de Altas Capacidades y Talentos de Eivissa y Formentera (Actef), entre otras.

Además, a lo largo de 2017 la fundación ibicenca ha mantenido el compromiso que inició en 2016 con la Unidad de Emergencia Social de Cruz Roja, a la que provee de alimentos y productos sanitarios y a la que ha destinado cerca de 8.000 euros en especies desde el primer año. Asimismo, destaca la aportación anual de 24.000 euros a Unicef, Cruz Roja, Cáritas y Manos Unidas para el desarrollo de acciones prioritarias y urgentes, la única aportación a fondo perdido de la entidad.

Actividades culturales

En el ámbito cultural, la Fundación Abel Matutes prestó ayuda a 15 proyectos, entre ellos, el documental ‘Eivissa Jazz Experience’, el premio de Narrativa del IES Quartó de Portmany, el proyecto de recuperación de la abeja autóctona de la Asociación de Apicultores de Ibiza, la agrupación coral Petit Cor y el taller de Góspel de la escuela de Música Can Blau, el Taller de Flauta Dolça Albarca y el concurso Eivissàpiens. A estos se suman el Festival Internacional de Música de Ibiza y el Concurso Internacional de Piano de Ibiza del Centre Cultural Sant Carles, que han cumplido 22 ediciones, la gala de ópera de Manos Unidas, el evento ecologista Oceanic Ibiza, el XI Festival de Ópera, que impulsa la Asociación Amigos de la Ópera y la Asociación Deportiva Pitiusa para el Intercambio Cultural (Adpic).

En cuanto a las acciones vinculadas al patrimonio destaca el estudio de arqueología en Cap de Barbaria que impulsa el equipo de Pau Sureda. «Para nosotros la cultura y la preservación del patrimonio son determinantes, por eso nunca faltarán las aportaciones en esta línea», concluyó la presidenta del Comité Ejecutivo de la Fundación Abel Matutes, Carmen Matutes.

Fuente: diariodeibiza.es